viernes, 22 de abril de 2011

¡Marchando una de caracoles!

¡Qué asco me dan los caracoles!. ¿Cómo os los podéis zampar después de ver estas fotos? Nunca me he atrevido a probarlos, esa baba, ese físico tan repelente, buagg...!!!!, menuda grima, no creo que haya bicho más repugnante, y así todo, dicen que son un manjar. Nos hemos vuelto locos.
No los quería catar, creía, ingenuo de mi, que dejaría este mundo sin paladear estos moluscos, pero la insistencia de otros que antaño me ofrecieron degustarlos y no pudieron convencerme, ahora, en solo unas horas, he pasado de odiarlos, de rechazarlos, a irme a capturarlos para posteriormente cocinarlos, o estar físicamente mientras otro, el "liante" que me hizo acompañarle a buscarlos, los cocinaba.

El final de esta petit historia fue, que no hubo la cantidad de caracoles que necesitaba el "cheff", los veinte que se cogieron no fueron suficientes para el festín que quería preparar y las diferentes formas de cocinarlos, así que se soltaron para ganancia de todos.

Caracoles, ¡qué asco!

De Una de caracoles


De Una de caracoles


De Una de caracoles


De Una de caracoles

Páginas vistas en total